Noticias

09Jul

/

Nuevo sistema de descontaminación por ozono del vestuario de intervención de bomberos de ITURRI

Descontaminanteozonoiturri

El Grupo ITURRI, dedicado a la fabricación de prendas, equipos y vehículos para los sectores de Protección Industrial, Emergencias, Defensa y Sanidad, incorpora una nueva innovación a su catálogo. En este caso, como solución para el mantenimiento de equipos de intervención, se trata de un nuevo servicio de descontaminación por ozono como elemento imprescindible de limpieza de Equipos de Protección Individual (EPI). 

El ozono es un poderoso desinfectante con un gran rendimiento en la eliminación de los hidrocarburos policíclicos aromatizados (HPA). Este tipo de sustancias se desprende en diferentes situaciones como los fuegos de vivienda, los forestales, etcétera. El servicio de descontaminación con ozono es nuevo en el mercado nacional pero ampliamente utilizado en el norte de Europa. Es el estado alotrópico del oxígeno, que se forma de manera natural en la atmósfera por las descargas eléctricas producidas durante las tormentas. 

Por otro lado, el ozono es un agente oxidante y desinfectante que inactiva y descompone la materia orgánica, los virus y las bacterias en toda clase de materiales textiles, plásticos, metálicos, etc. Tan solo hay dos materiales que no se pueden descontaminar con este método: el caucho y el látex. El ozono elimina y neutraliza los HPA de los EPI en un alto porcentaje.

Además, el proceso se puede realizar combinado con un lavado previo o con lavados individuales prenda por prenda. Para llevar a cabo la descontaminación, se utiliza un ozonizador en el interior de una cabina hermética y únicamente es necesaria una toma de enchufe de 230 V. La máquina tiene unas medidas aproximadas de unos 190 mm de alto, 550 mm de ancho y 650 mm de fondo. El tiempo necesario para llevar a cabo la descontaminación es de aproximadamente una o dos horas dependiendo del grado de contaminación que tenga la prenda. En el aparato cabría hasta un equipo de EPI completo incluyendo el traje, el casco, los guantes, las botas y el verdugo.

Todavía no existe una normativa específica que mida la eficiencia de la descontaminación de sustancias cancerígenas en EPI de bomberos, pero sí existen métodos de ensayo para determinar la eficiencia de la descontaminación. Por ejemplo, está la normativa Reach 1907/2006 (UE) que es el reglamento de registro, evaluación, autorización y restricción de sustancias químicas. Existen igualmente evidencias de la medida, el análisis y la eficiencia de la reducción de HPA según la norma alemana AFPS GS 2014:01 PAK, que es un test y una definición de valores máximos admitidos para uso por humanos de HPA.

ITURRI ha desarrollado una serie de ensayos. Primero de todo se han contaminado en un horno muestras de un traje de intervención. En segundo lugar se ha utilizado madera, aceite, polietileno y plásticos, dado que estos son algunos de los componentes que podemos encontrar en el incendio de una vivienda. Se escogieron un total de 16 partes de trajes de intervención y cada parte se dividió en dos para analizar la presencia de HPA. Posteriormente cada pedazo del traje se deriva a distintos procesos, entre estos se podrían mencionar el lavado con ozono y la aplicación de ozono solo. Finalmente, después de todo el procedimiento, se haya la diferencia de cantidad de HPA antes y después del tratamiento. Por consiguiente se ha probado la eficacia de este servicio de descontaminación que va a ser clave a la hora de darle a los cuerpos de seguridad de nuestro país mayor seguridad y protección en sus intervenciones y trabajos.